Los megabuques de la armada del capitalismo destruyen el mundo

Los megabuques de la armada del capitalismo destruyen el mundo

El encallandenio del barco Ever Given en el Canal de Suez v las consecuencias econOmicas que ha lenido han abierto el debate sobre la ulilizacion de esios megabuques de Imnsporte de mercancias que se eskin convirtiendo en una verdadera arma de destruccion masiva contra el planeta

Aunque la mgoria de la poblacion no lo crea, la via cluesigue casi monopolizando el transporte de mercan- cias sigue siendo la mar it ima. Los barcos que llevan los contenedores a los principales puertos (lel mundose han ido modernizandoy, sobre todo, han aumen-taclo su tamatio hasta convertirse en megabuques con capacidad para transportar más de 20.000 contene-dores, lo que a las compan las y a las dictaduras del ca- pital les produce un ahorro de costes que luego no setraslada al precio final que pagan los consumidores,sino a los beneficios y los dividendos de sus maximsaccionistas.

En la Ultima semana el mundo ha quedado para-lizado tras el encallamiento del barco Ever Given enel Canal de Suez clue ha provocado un monumental atasco que se ha traducido en la paralizaciOn de mer- cancias por valor de 57.000 millones de (Wares.

El problema de estos megabuques esti en que permiten a las clictaduras del capital cuadruplicar
las ganancias del transporte maritimo, tal y comb afirmaron diferentes expertos en el programa detelevision Horizonte. Sin embargo, las consecuencias para el planeta son tan negatives que el capitalismo ha vuelto a hacerlo v ha transformado una herramienta esencial para el desarrollo de la human idad, como esel transporte maritimo, en una verdadera arma dedestrucciOn masiva.

El Ever Given es un barco con 400 metros de eslora y capacidad para transportar hasta 20.000contenedores. Sin embargo, estos barcos necesitande muchos recursos energeticos para poder moverse.

Esto no impide que las dictaduras del capital sigan apostando por ello porcine, aunque al tener un mayor tamaño que otros barcos de transporte naveguen a menor velocidad, los beneficios suplen con creces a este inconveniente.

Ademas, este tipo de mega embarcaciones no es apta para todas las mercancías puesto que los productos perecederos, por más que puedan ser transportados en estado de congelación, no soportarían
ese mayor tiempo de entrega en puerto. Sin embargo, que nadie dude que, si hay beneficio, se transportaramercancia perecedera por más que se puecla poner en riesgo la vida o la saint! de las personas. Lo importante para esta gente es el beneficio, nada mas.

Por otro lado, los costes medioambientales sonmuy elevados. Ahora que todo el mundo esta empezando a concienciarse del cambio climático, las dictaduras del capital no dudan en utilizar estas embarcaciones porque los beneficios son muy altos. La National Oceanic Atmospheric Administration publicó un estudio en el que se demostraba como los megabuques representaban casi un tercio de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Sololas 15 embarcaciones de transporte mar it imo más grandes del mundo contaminan el equivalente a 760 millones de coches.

En el alio 20151a OCDE, una organizacion poco sospechosa de ser anticapitalista, publicó un informe en el que analizaba si los beneficios de estas megaestructuras marítimas superaban los costes en toda la cadena de transportes.

Las conclusions de este informe ya eran bastante negativas. Por un lado, se señalaba que, ya en 2015 los ahorros de costes estaban disminuyendo y podrían Ilegar a desaparecer. La OCDE indicaba también como el incremento del tamaiio de los megabuques podrían, precisamente, aumentar los costes, ademas de poner en riesgo toda la cadena de suministro de mercancías.

Han pasado 6 años desde la publicación de ese informe y nada ha cambiado, más bien al contrario, se ha incrementado la actividad y la construcción de estos megabuques sin tener en cuenta, por ejemplo, las enfermedades y las muertes que provocan por su elevado número de emisiones contaminantes, o los costes que provocan a los sistemas de salud pública para poder atender a las personas afectadas por esa coma- minación que suponen cada año cientos de millones de euros. La existencia y construcción de estos buques, cada año más grandes, se ha convertido en una de las mayores agresiones de las dictaduras del capital a la humanidad. Este tema está oculto para la ciudadania mundial. 

Sin embargo, la humanidad debe oponerse a la construcción de estos buques, del mismo modo en que se oponen contra el cambio climatico. Este desconocimiento, evidentemente, también tiene como responsables a los medios de comunicación que no ha salido a la luz pública hasta que no se ha producido el encallamiento del Ever Given. Sin embargo, en vez de haber aprovechado para realizar un análisis humanista y de las consecuencias de estos megabuques para la humanidad, han activado el plan de "enterranimiento",el plan de marketing publicitario que utilizan las dictaduras privadas para desviar la atención de la ciudadanía en general.

Para ello se analizaron elementos secundarios como si el encallamiento fue provocado por un error humano o por la falta de rigor de la tripulación al ir embriagada a partir de la tarde noche. Es decir, hacer noticia de lo secundario para ocultar la realidad que verdaderamente importa ala ciudadanía, para tapar que los intereses económicos del gran capital deshumanizado cada día hacen más difícil la existencia de la humanidad y la naturaleza. Sin embargo, la independencia y la libertad de Diario16, con su método de nuevo periodismo Indochar, que conjuga la actualidad, la información, la reflexión y el analisis, sí que permite la publicacion, sin ninguna presión externa, de la verdadera realidad que rodea aestos megabuques. 

Sin duda, todavía existen gobiernos responsables de cualquier ideología quee, desde la razón sin miedo, frenen esta escalada del capitalismo hacia limites insospechables de inhumanidad que ya superan con creces a lo que ocurrió en Centroeuropa entre 1939 y 1945. Entonces fue la locura, el fascismo y el sectarismo. Ahora lo es la codicia que, por desgracia, no tiene límite.

La obligación de la UE de prohibir su circulación

La proliferacion de los grandes barcos de transporte de contenedores tiene unas consecuencias nefastas tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, lo clue Bebe provocar la reacción
inmediata de la Union Europea para proteger a su ciudadanía.

Los megabuques de transporte de contenedores se están convirtiendo en un problema para la humanidad porque no sirven más que para aumentar los beneficios de las dictaduras del capital deshumanizado que no tienen más objetivo en la vida que saciar su codicia.

Sin embargo, las consecuencias para las personas son terribles. La National Oceanic and Atmospheric Administration publicó un estudio en el que se demostraba como los megabuques representaban casi un tercio de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. Solo las 15 embarcaciones de transporte marítimo más grandes del mundo contaminan el equivalente a 760 millones de coches.

Esta es una de las muchas razones por las cuales la Union Europea debe actuar de inmediato. Segun un documento del Parlamento Europeo, fechado en septiembre de 2020 y al que Diario16 ha tenido acceso, se indica que el transporte marítimo tiene un impacto en el cambio climático, en la biodiversidad marina, en la calidad del aire y en la salud piiblica como resultado de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) generadas y otras emisiones que genera, como el metano, los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre, las particulas y el hollín. En 2015, emitió el 13% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de
la Unión procedentes del ambito del transporte. Se espera que las emisiones marítimas internacionales aumenten entre el 150% y el 250% de aquí a 2050.

A menos que se tomen medidas adicionales, se espera que las emisiones marítimas relacionadas con el EEE aumenten un 86% por encima de los niveles de 1990 antes de 2050, a pesar de la adopción de normas mínimas de eficiencia para los buques por parte de la Organización Marítima Internacional (OMI). El transporte marítimo internacional sigue siendo el único medio de transporte no incluido en el compromiso dela Union para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La OMI adoptó el 13 de abril de 2018 su estrategia inicial sobre la reducción de las emisiones de GEI procedentes de los buques. Se requieren urgen- temente medidas para aplicar esta estrategia, tanto a escala mundial como a nivel de la Unión, a fin de garantizar que se adoptan medidas inmediatas para reducir las emisiones marítimas, contribuir a la aplicación del Acuerdo de París y alcanzar el objetivo de neutralidad climática a escala de la Unión, sin socavar los esfuerzos realizados por otos sectores.

Es decir, que la Union Europea no incluye al transporte marítimo, y, en consecuencia, al tráfico de megabuques en su compromiso por reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera que provocan el cambio climático.

Por eso, en el documento del Parlamento Europeo se señala en una enmienda que "los esfuerzos rápidos por descarbonizar el sector del transporte marítimo son aún más importantes a la vista de la Declaración del Parlamento, de 28 de noviembre de 2019, sobre la situación de emergencia climática y medioambiental [...J Las políticas de reducción de las emisiones basadas en el mercado, por sí solas, no bastan para alcanzar los objetivos de reducción de las emisiones de la Unión, y deben ir acompañadas por políticas vinculantes de reducción de las emisiones que se ejecuten de manera adecuada.

Se trata, por tanto, de tomar medidas drásticas por más que puedan afectar a los balances o las cuentas de explotación de las grandes corporaciones o de las grandes fortunas. Se trata, en consecuencia, de prohibir que los megabuques transiten por las aguas territoriales de los países de la Unión Europea o de que atraquen en los pocos puertos con capacidad para recibirlos.

En este sentido es una lucha contra el capitalismo más inhumano y, por eso, los intereses económicos se pondrán en contra de la ciudadanía. La UE tiene una oportunidad que no puede dejar pasar de demostrar a los hombres y mujeres que sufren las consecuencias del cambio climático que el compromiso de la Unión está con las personas, no con las élites.

Sobre todo, cuando la Comisión Europea manifestó en su Comunicación sobre el Pacto Verde (2019) su intención de adoptar medidas adicionales para abordar las emisiones procedentes del sector marítimo, y en particular de ampliar el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE (ETS) al sector marítimo, de regular el acceso de los buques más contaminantes a los puertos y de obligar a los buques atracados a utilizar electricidad en puerto. En su propuesta de Reglamento por el que se establece el marco para lograr la neutralidad climática, la Comisión confirmó que es necesario adoptar medidas suplementarias para alcanzar el objetivo de neutralidad climática en 2050 y en que todos los sectores tendrán que contribuir, ya que se espera que las políticas actuales reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero únicamente en un 60% de aquí a 2050.

Por otro lado, la prohibición de los megabuques, además de beneficios para la salud tendrá una consecuencia directa para la economía y el empleo, sobre todo en el sector de la fabricaciçon de barcos.

Las grandes compañías de transporte marítimo siguen encargando la construcción de estos megabuques a los únicos astilleros que tienen capacidad para ello, es decir, los de China, Japón y Corea del Sur. En la actualidad, el volumen de encargos confirmados de construcción de este tipo de embarcaciones supera los 7.000 millones de dólares. Solo en 2021, los astilleros coreanos han firmado ordenes para construir 30 megabuques más por un valor de 3.000 millones de dólares.

Por tanto, la prohibición de faenar por aguas territoriales de la UE y de atracar en los puertos, supondrá la apertura de un nuevo mercado comercial que dará trabajo a los principales astilleros de Europa, principalmente en España, Italia, Francia, Finlandia y Países Bajos.

Una medida de este tipo seria histórica, porque, por primera vez, un grupo de paises antepondría los intereses de los ciudadanos a los de las elites inhumanas del capital. Por primera vez, se haría efectiva la frase del mayo del 68 de "somos realistas, pedimos lo imposible". Pues ese imposible se puede convertir en realidad si el compromiso de la UE con las personas es real y no solo palabras hermosas plasmadas en un papel. Llegó la hora de actuar y no se puede perder ni un minuto porque el capitalismo ha lanzado su ataque definitivo contra la humanidad. Eso no se les puede consentir.

Fuente: https://diario16.com

Autor: Manuel Domínguez Moreno